lunes, 31 de diciembre de 2012

Los mensajes de fin de año coinciden al desear un 2013 pacífico

Al finalizar el 2012, como es frecuente cada vez que termina un año, evaluamos el tiempo que se va y nos proyectamos en el que vendra; nos disponemos para los encuentros y reencuentros; y afloran sentimientos, deseos  y propósitos.

He recibido bellos mensajes, y me ha llamado la atención que todos coinciden en el deseo por un 2013 pacífico o mas pacífico. Incluso, en una de sus alocuciones de fin de año, el Presidente Santos manifestó que espera que el 2013 sea un año para la paz, y los voceros de las Farc, en la misma sintonía, expresaron también, que desean que "el 2013 sea un año lleno de paz".

Celebro que cerremos este año con una paz más cercana y menos estigmatizada que en otros tiempos; mas posicionada en la agenda pública; y que tengamos un proceso de paz en marcha, con grandes retos y expectativas, pero también con acuerdos, como el de la Habana, y con condiciones favorables para que logre llegar a la orilla deseada. También, que en forma coincidente, a unos y otros, nos una el deseo por un 2013 pacífico, aunque es importante que ese bello deseo se nutra de voluntad, compromiso, reflexiòn y acciòn; y por supuesto, que se materialice en la consecución de muchas paces, siempre inacabadas o en construcciòn, que nos permitan avanzar en el transito de violencias destructivas hacia acuerdos y cambios constructivos. Comparto  continuación, algunos de los bellos mensajes recibidos:
 
  • La Diócesis de Quibdó, envio este menaje:

  • Irma Garcia, de Pensamiento y Acciòn Social -PAS-, me envio como mensaje de fin de año: 

"Estamos ante un cambio de ciclo en el Universo y la llegada de una nueva era, que según nuestros ancestros Mayas, es de solidaridad y de armonía con la naturaleza; naturaleza que nos incluye como hombres y mujeres.

Una oportunidad, que haciéndola propia, nos dará la paz interior y del entorno que tanto necesitamos para contribuir a los cambios que desde lo profundo de nuestros corazones aspiramos para la sociedad, la nuestra y la de otros. 

POR UN FELIZ Y ARMÓNICO 2013". 

  •   Henry Caballero Fula, desde el Cauca manifestó:

    "Para los y las que aman la paz,  con justicia y diversidad...
    PARA LOS Y LAS QUE:
    desconfían de ella,
    no la encuentran a la vuelta de la esquina,
    piensan que sin una revolución no es nada,
     no la conocen porque por ser ellos y ellas se les ha declarado la guerra desde antaño,  
    la viven en cada pétalo de rosa,
    están sentados(as) buscándola alrededor de una mesa,
    no la ven como un tonel de votos, aunque saben que  necesita de la política, ni como un negocio,  aunque saben que necesita recursos,
    como Diógenes buscaba un hombre honrado, con una linterna escudriñan para no sea un engaño,
    desconfían de los pobres,
    se alinean con lo que existe,
    se acomodan,
    se incomodan,
    se bastan con sus   éxitos,
    piensan que el poder nace del fusil,
    no creen en el poder,
    publican libros, hacen cine, organizan simposios,
    lloran a escondidas,
    hacen poesía,protestan en murales,
    ponen ultimátum,
    están lejos,
    están cerca,
    se fueron,
    se quedaron,
    volvieron,
    eramos entonces y ya no somos los mismos(as),
    se toman las manos, se dan abrazos,
    no se incluyen en ninguno de los anteriores,
    se incluyen en todos los anteriores

    PARA TODAS Y TODOS UN FELIZ AÑO Y UNA COLOMBIA EN PAZ, CON  LA ESPERANZA DE QUE NOS RECONOZCAMOS MUTUAMENTE"
     

  • A su vez, yo aprovecho para compartirles el mio:  

video

  ¡Ojala que todos estos bellos deseos se cumplan¡

miércoles, 26 de diciembre de 2012

ASODECAR: de víctimas del conflicto armado a constructores de paz desde la gestión y el desarrollo comunitario

Entre el 6 y el 9 de diciembre, en la India, área de influencia de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare, en adelante ATCC-, experiencia Nobel Alternativo de Paz, celebramos con la Asociación de Desplazados del Carare, en adelante ASODECAR, organización ejemplarizante que hace parte de la ATCC, un acontecimiento de especial significación: la inauguración de la urbanización Nuevo Horizonte, símbolo de su proceso comunitario, su resiliencia, y su poder comunitario, pacífico y transformador.

En el 2003, los campesinos asentados en las veredas: El Pescado, La Ceiba, La Yumbila, Matadeguadua, Campobanda, Brisas del Minero, y La Pedregoza, tuvieron que registrar el fuego cruzado entre paramilitares e insurgencia, que no sólo dejo a su paso los cadáveres de combatientes de los mismos y campos minados sembrados por estos actores armados; sino también, zozobra, desolación, destrucción de bienes civiles de estas comunidades, y esencialmente temor, dado que estos acontecimientos les recordaron la expresión más aguda del conflicto armado, que los victimizó durante 12 años, en una violencia degradada que sin lugar a dudas dejo huella en sus vidas y sus comunidades.
Estos campesinos venían disfrutado de un largo periodo de armonía, producto de la mediación de la ATCC en el conflicto armado, que había registrado importantes logros: durante diez años no se produjeron asesinatos en su área de influencia, por cuenta del conflicto armado; se generó una cultura de diálogo al interior de sus comunidades y con todos los actores armados; y era evidente un perfectible respecto por parte de los actores armados a la ATCC, sus líderes y liderezas, y a los acuerdos suscritos. Por este motivo, los combates y campos minados, ya referidos, reflejaban nuevas realidades en la expresión del conflicto en mención, y los llevaron a desplazarse de sus veredas hacia el Corregimiento de la India, en parte, como opción de resistencia noviolenta, pero también, para proteger sus vidas. 

Desde el momento de su desplazamiento hasta hoy han transcurrido casi diez años, y durante los mismos, ASODECAR ha evidenciado significativas capacidades y potencialidades para construir paces inacabadas. Ellas se han evidenciado en organización comunitaria; gestión ante la cooperación internacional, el Estado, las Iglesias y distintas ONG; trabajo comunitario disciplinado y con alcances; y  ejercicio de poder comunitario, pacífico y transformador, que les ha permitido hacer tránsito de victimas a constructores de paz desde el desarrollo comunitario.

A lo largo de todo su proceso, tal como lo reconocen en ASODECAR y en entidades y organizaciones acompañantes, se ha destacado el liderazgo de Luis Carlos Rentería, que es percibido como factor cohesionador, orientación desde el ejemplo, y gestión con credibilidad. Luis Carlos es originario del Chocó, fue maestro en algunas veredas del área de influencia de la ATCC, un exitoso mediador que salvo muchas vidas en nombre de esta iniciativa de paz, y desde hace 9 años, el presidente de ASODECAR.

Nuevo Horizonte es más que una urbanizaciòn de desplazados: es el símbolo de su lucha, de su capacidad de organización, gestión y transformación, y del desarrollo de capacidades y poder comunitario, pacífico y transformador, que les permitió proteger sus vidas, y recuperar su dignidad y el proyecto de vida familiar y comunitario. En su intervención, Luis Carlos enfatizó, que desde el comienzo ellos tenían claro que lucharían por el reconocimiento de la dignidad que se niega al desplazado, que querían reubicarse dentro del mismo territorio donde habían vivido siempre: el área de influencia de la ATCC, que se habían convencido que sin el trabajo comunitario no era posible ningún proceso de cambio y transformación, y que la paz también significaba desarrollo comunitario.

ASODECAR inauguró una urbanización con 33 casas, diseñadas y construidas por los beneficiarios de las mismas, quienes se capacitaron para dicha labor. Ella tiene acceso a servicios esenciales como electrificación, acueducto y alcantarillado, y cuenta con un espacio para el encuentro y las asambleas comunitarias, y con una cancha deportiva. Se ubica en proximidad con el casco urbano del corregimiento de la India, y además, han adquirido propiedades vecinas, con la intencionalidad de desarrollar proyectos productivos comunitarios, siendo el más importante de ellos, el cultivo del caucho, la comercialización de sus sepas y próximamente se ocuparan de rayarlo y comercializar el látex. En la actualidad, su empresa en torno del caucho ha generado trabajo remunerado a varias familias que integran esta organización, y a su vez, todos se beneficiarán de la comercializaciòn del látex. Se destaca además, que por su propia iniciativa y gestión, se han capacitado para el desarrollo de sus actividades productivas.

El evento fue muy alegre, todos en ASODECAR se sentían muy orgullosos de su proceso, sus capacidades y sus logros. Allí estaban representantes de entidades del gobierno, como la directora de la regional del Departamento Administrativo para la Prosperidad, Katalina Andrea, también de esta regional, la Diócesis de Barrancabermeja con Mauricio Rozo, incansable acompañante del proceso de la ATCC y de ASODECAR, el alcalde de Landázury, el secretario de gobierno del municipio de Jordan, Donaldo Quiroga, presidente de la ATCC, y quien escribe este artículo. Durante la jornada, los líderes y liderezas de ASODECAR recordaron también a otros acompañantes: ACNUR, la Unión Europea, PCS, y el Programa de Desarrollo y Paz de Magdalena Medio, entre otros, y reconocieron que su apoyo fue muy fundamental en su proceso y sus importantes logros. También, hicieron un sentido reconocimiento al liderazgo de Luis Carlos Rentería, y manifestaron su disponibilidad para compartir su proceso con otras organizaciones de desplazados, con el fin de que puedan aprender de su experiencia.

Notas:
1. La foto superior recoge la entrada a la urbanización Nuevo Horizonte de ASODECAR.
2. En la foto del medio, Luis Carlos Rentería, con la Directora regional del Departamento Administrativo para la Prosperidad y con quien escribe este artículo.
3. En la foto inferior, la junta directiva de ASODECAR.